La maciza Bar Rafaeli vende su imagen a un avión

bar rafaeli avion

La señorita que tenemos sobre estas líneas vestida con camiseta básica de Zara, chaqueta de Primark, pantalones del Carrefour y botas de Louboutin –para romper con el look-, es la modelo Bar Rafaeli, una de las pocas hembras que merecen un hueco en las paredes de nuestras palaciegas oficinas. Aunque no sea una diosa vistiendo, está muy buena, y eso es lo que nos interesa, pues no es precisamente con ropa como queremos verla.

Pero no sólo tiene mala mano eligiendo las prendas de su armario, sino que también tira por el lado más estrafalario en cuanto a hombres se refiere. Rafaeli es novia de un actor bastante feo y desaliñado. Pero no, no hablamos de Hugo Silva ni sucedáneos, sino de Leonardo DiCaprio –hay que reconocer que ha perdido mucho con los años-.

La muchacha puede afirmar que ha llegado a lo más alto, y no se ha quedado en la cúspide de un pepino mal enderezado como la mayoría de modelos “novias de-“. Rafaeli ha logrado ser imagen de un avión de la compañía yanki “Southwest Airlines” que se encarga de la ruta Nueva York-Las Vegas. En un lateral del barco de aire apreciamos a la modelo con un bikini no lo suficientemente diminuto –ya hemos dicho antes que la preferimos en pelotas- y posando muy finamente, que para eso está, para cumplir con su cuerpo para nuestro deleite, que es de lo que vive.

Esta foto fue realizada para el especial de trajes de baño de la revista “Sports Illustrated 2009”, y debido a las turbulentas satisfacciones que ha generado a cambio de un módico precio, se ha elegido para tunear este bonito Boeing 737-700.

Los hay que nacen con estrella, otros estrellados. Esperamos que el pájaro de hierro pase holgadamente las ITV’s aéreas.

Menudas glandulitas mamarias las de la Rafaelita.

Fuente: Quién.

1 Comentario

  1. Cuidado no te metas con Hugo Silva que sus fans cuando lo lean te ponen a escuadra, menudas son…

    Responder

Tu dirección de correo no será publicada.