Un día en la vida de Victoria Beckham: culto al físico

Un día en la vida de Victoria Beckham: culto al físico¿Qué hace Victoria Bechkam cuando se levanta? A cada día que amanece, la Spice Girl anoréxica inicia un paciente tratamiento de belleza que se le alarga hasta alcanzar varias horas, lo que supone el 75% de su jornada vital.

Vicky ha nacido para dedicarse exclusivamente a su físico, y el resto para todo lo demás, léase comer -aunque no demasiado, que eso engorda-, cuidar a sus hijos mantener relaciones sodómicas con su marido -aunque tampoco demasiadas, le estriñen-.

«Victoria nunca pone un pie en un acto público hasta que no se ve perfecta», ha comentado una amistad de la celebrity sin oficio ni beneficio.

Al parecer, pasa dos horas y media cada día haciéndose la manicura, pedicura y peluquería, sin incluir la ducha exfoliante ni el maquillaje, pues entonces la maniobra supera las cuatro horas.

Otra hora de su día va destinada al ejercicio. Practica levantamiento de pesas, corrida en cinta y finaliza con una sesión de yoga.

Y una vez llevado a cabo todo este ritual de vida ante el espejo, ya está lista para salir de casa y digna para mostrarse al público. Pero ahí también se rige por ciertos mandamientos: tiene auto-prohibido sonreír. Sus insignificantes morros desaparecen cuando lo hace , y encima, odia sus dientes.
.
Dura vida la de la esclava del siglo XXI.

Fuente: Revista Cuore.

2 Comentarios

  1. Puf, qué triste.

    Sinceramente, con una vida así yo no aguantaría ni dos días, ¿y todo para qué?

    Responder

Tu dirección de correo no será publicada.