¡Qué poca vergüenza!

Paco MarsóEste sábado pasado el ex marido de Concha Velasco acudió a Salsa rosa, Tele 5, para hablar por primera vez de su separación y, para mi gusto, quedó como un perfecto sinvergüenza (por no decir algo más gordo). En la entrevista en cuestión se dedicó a confesar que había sido infiel a su mujer con “señoritas profesionales” y dijo, eso sí, entre sonrisa y sonrisa, que se arrepentía. Pero no quedó aquí la cosa, dijo cosas tan bonitas como que hacía tiempo que a su mujer la quería como a una hermana o a una hija.

En fin, a mi no me parece mal que un señor haga uso del servicio que ofrecen las prostitutas lo que me parece inaceptable es que lo haga engañando a su mujer y más aún que se jacte de ello en público. Me pareció indignante para Concha Velasco y para cualquier mujer que haya pasado por su situación teniendo que aguantar a un “señor” como este.

No Comments, Be The First!

Tu dirección de correo no será publicada.