El “tupé-crin” de Nicole

Que Nicole Kidman se resiste a envejecer es algo que nos queda muy claro a la mayoría de los mortales, cada vez que la vemos aparecer en cualquier tipo de evento público. No cabe duda de que resignarse a perder por culpa de los años una belleza tan carismática y rompedora como la que la actriz ha paseado a lo largo y ancho de todo el planeta y con la que, sin duda, ha embelesado a medio mundo, no debe de ser tarea fácil.

De hecho, a juzgar por la apariencia impecable a la que nos tiene acostumbrados la australiana, luchar contra los efectos inevitables del envejecimiento –aunque sea en gran medida y, según se cuenta, gracias al botox– no se le está dando nada mal hasta el momento, pues a sus 46 años, Nicole Kidman puede presumir de una imagen sexy y arrolladora que ya querría para sí más de una jovencita.

Una figura y aspecto envidiables de los que volvió a hacer gala en el pasado festival de Cannes, donde a pesar de la elegancia y originalidad del diseño de Dior, que eligió para la ocasión, la actriz lució una especie de tupé inexplicable que agigantaba su silueta y con el que no acertó para nada.

No Comments, Be The First!

Tu dirección de correo no será publicada.