Froilán volvió a coger una escopeta

elena_Marujeo

Ayer, fiesta de San Isidro en Madrid, los madrileños acudieron a la Pradera para disfrutar de tan castiza verbena, pero hubo alguien que no la disfrutó de igual forma, nos referimos a la infanta Elena, que se pilló un mosqueo de tres cuartos con los periodistas que acudieron a inmortalizar el momento.

Doña Elena, hija mayor de los reyes, quiso pasar desapercibida y mezclarse con el pueblo, eso sí, con su escolta y su coche oficial. Paseó entre las casetas, compró rosquillas del santo y degustó gallinejas y entresijos, todo ello en compañía de sus hijos.

En un momento dado pasaron delante de una caseta de tiro y Froilán no se pudo resistir, esas escopetas le llamaban, su madre que sabe que su pequeño del alma es igualico al pobrecico de su abuelico, pagó para que el nene disparase al blanco.

¡Froilán con una escopeta en la mano! Las multitudes se apartaron, los chulapos huyeron y los elefantes se escondieron.

Los reporteros querían esa foto inmortal, pero la infanta Elena no estaba dispuesta a dársela y apremió al nene para que se diera prisa. Froilán hizo gala de su educación borbónica y no se quiso mover de la caseta.

Elena, que aún no se ha enterado que no está el horno para bollos y que si a su madre la gritan “Sofía la olla está vacía”, bien podrían empezar a decir “Elena los Borbones nos dais pena”, se encaró con los periodistas sacando su despotismo Borbón y solo le faltó decir eso de “por mi hijo MA-TO”

Al final los Marichalar-Borbón abandonaron el recinto y la fiesta continuó al más puro estilo goyesco: pan y toros para el pueblo y la nobleza a vivir, que son dos días.

Imágenes: Vanitatis

1 Comentario

  1. ¿Otra vez con una escopeta? Hoy no dormiré bien… Sinofenderofendiendo 😉

    Responder

Tu dirección de correo no será publicada.