La aventura de irse a vivir en pareja

Estarás de acuerdo en que comenzar una convivencia es uno de los momentos de inflexión en una pareja. Aunque a través de este post queremos tratar muchos de los aspectos del plano sentimental que abarca una decisión de este calibre, se deben tener en cuenta muchos otros: escoger el futuro nido de amor, decorar vuestro hogar o la toma de decisiones a la hora de compartir gastos.

Tanto si estáis buscando piso en una gran ciudad como Barcelona o Madrid, o si ya habéis encontrado el que se adapta a vuestra idea inicial de futura casa, debéis tener también en cuenta algunos gastos imprevistos. Entre ellos, puede darse el caso de tener que remodelar zonas del piso antes de entrar por lo será conveniente que os pongáis en contacto lo antes posible con empresas de reformas.

Si estás en el momento de tu relación en el que ambos os sentís preparados para convivir, pero os falta analizar detalladamente la situación, te ayudamos con algunos consejos:

 

Hogar, dulce hogar

Convivir puede traer muchas ventajas positivas al estado de vuestra relación: ¿qué podría ser más hermoso que volver a casa para encontrar a su amor te espera en el acogedor nido? Vuestra complicidad se reforzará y también las noches que pasan juntos están llenas de dulzura y amor.

 

No sólo compartiréis una casa, sino un proyecto de vida

Como imaginabas, la convivencia con una pareja no se asemeja en absoluto con la que se puede establecer con un compañero de piso. Por eso, si estás pensando en que la convivencia se basará básicamente en la relación que se tiene con un compañero de piso, es mejor que todavía no tomes una decisión tan importante.

Vivir juntos ayuda a aprender más acerca de la pareja antes de dar pasos mucho más importantes y que implicarían un mayor compromiso. Tómatelo como un aprendizaje y una incubadora de ideas y experiencias para decidir si es la persona justa para ti.

Dividir los gastos

Mudarse a vivir juntos puede resolver muchos problemas logísticos si en la actualidad vivís lejos, así como la reducción del coste de alquiler en el que estéis viviendo  actualmente.  Por ello, es importante que antes de lanzaros a vuestra futura convivencia, tengáis muy claro cuál será el reparto de gastos dependiendo de vuestro salario.

Un asunto peliagudo que si no es bien tratado desde el inicio, puede traer graves consecuencias en vuestra relación sentimental.

 

¿Quién limpia la casa?

Al principio puede parecer un asunto insulso, pero muchas parejas llegan a graves discusiones a raíz de las tareas domésticas.

Es también importante establecer desde el principio lo que se espera del otro en cuanto a limpieza y orden del propio hogar. Mantener limpia la casa en la que se vive puede evitar disputas tan triviales como no cerrar la tapa del baño o no limpiar la pasta de dientes.

 

No Comments, Be The First!

Tu dirección de correo no será publicada.