Mette-Marit se presenta en camisón a la cena de Beatriz de Holanda

TREINTA PRÕNCIPES DE TODO EL MUNDO ACOMPA—AR¡N A GUILLERMO-ALEJANDRO Y M¡XIMA

La reina Beatriz de Holanda ha decidido jubilarse, ya tiene los años necesarios de cotización y no se lo ha pensado más, ahora hará viajes con el INSERSO y se paseará por Amsterdam mirando las obras de los empleados públicos.

El príncipe Guillermo y Máxima Zorreguieta serán los reyes de Holanda a partir de hoy 30 de abril, y para celebrar tal acontecimiento, hasta el país de los tulipanes se han desplazado dieciocho casas reinantes de todo el mundo.

Anoche la reina Beatriz quiso ofrecer a sus invitados una cena de despedida en el Rijksmuseum, y por allí vimos desfilar no solo a príncipes herederos y reinantes sino también a las altas autoridades del país.

Como buenas cotillas lo que más nos interesaba eran los vestidos de ellas entre los que destacó el de la princesa Mary de Dinamarca luciendo como nadie el color nude y Matilde de Bélgica con un vestido en plateado.

Nuestros representantes, Felipe y Letizia, iban correctos, más ella que él, porque el príncipe Felipe se empeñó en ponerse los pantalones a lo Julián Muñoz y se le quedaron tobilleros, como si hubiese pegado un estirón típico de adolescente.

Letizia vestía un Felipe Varela en color negro, después de la noticia del aborto, aparecida en el libro “Adios Princesa”, debía de pasar desapercibida ante el resto de nobles, todas más nobles que ella y no solo por su sangre real, sino por su sinceridad hacia el pueblo antes de subir al trono.

Máxima de Holanda y Victoria de Suecia repitieron modelito, austeridad ante todo en época de crisis, Letizia, no, Letizia estrenó, que para eso se lo paga su suegro.

Pero la que nos dejó sin habla fue Mette-Marit de Noruega que se presentó en camisón. Y es que nunca un traje de noche hizo tal honor a su nombre como esa especie de camisón cuáquero que la noruega se enfundó.

La chica es muy práctica y pensó que si la cena se prolongaba hasta altas horas, ella ya iba lista para meterse en la cama nada más llegar.

Lo que no sabemos es cómo andará la lívido de su marido, el príncipe Haakon, si su esposa se pone eso en el lecho marital.

Imagen: noticias24

1 Comentario

  1. republik1 mayo, 2013 en 8:16

    Haber , no tengo un especial agrado a los borbones , por eso de que somos los españoles los que los mantenemos , y los españoles estamos casi literalmente bajo un puente , una desgracia , y los que trabajamos estamos explotados y contratados precariamente , peroooo dicho esto , joer a la letizia esta , nos quemamos mucho con ella , personalmente me importa poco si aborto o no . Que pasa no tiene derecho a decidir cuando ser madre? No nos acordamos ya de cuando salieron las fotos creo que metemary en una disco con las tetas al aire y una chica chupandole un pezon ?? Si no recuerdo mal esas fotos salieron cuando ya era princess no? Me parece q nos pasamos con la Leti…

    Responder

Tu dirección de correo no será publicada.