Al príncipe Felipe le sale otro cuñadísimo

Al príncipe Felipe le sale otro cuñadísimo

Telma Ortiz, hermana de la Princesa de Asturias se casó el pasado viernes en absoluto secreto y al más puro estilo Nescafé, una boda express con su novio descafeinado, Jaime del Burgo.

La animadversión que esta chica sufre por la prensa y los medios de comunicación, la llevó a hacerlo todo deprisa y corriendo, sin que ningún miembro de su familia estuviera presente y ella tuviese que llegar al altar ayudada por las muletas, tan de moda se han puesto entre la Familia Real, y que Telma necesita tras su reciente operación tras un accidente de esquí.

Y decimos altar porque Telma ha visto la luz, después de nacer en una familia agnóstica y sindicalista de izquierdas, ahora se ha emparentado con el hijo del expresidente de la Diputación foral, Jaime Ignacio del Burgo y su familia ligada al Opus Dei.

Pero algo que hubiese podido quedar como anecdótico y dentro del estilo hippy de Telma, se ha salido de madre cuando su esposo quiso ser más papista que el Papa y después de, suponemos, consumar el matrimonio, el chico quedó tan encoñado que se levantó el sábado por la mañana dispuesto a escribir una carta dirigida al diario El Mundo defendiendo a su damisela.

La misiva titulada “Telma” porque para pelma ya le tenemos a él, enarbola su derecho a la intimidad y al honor amparándose en la Constitución, de los otros derechos que da la Constitución, como la igualdad de oportunidades a la hora de aspirar a un puesto de trabajo en el Ayuntamiento de Barcelona, no dice nada el abogado navarro.

Entre otras cosas este señor que ni es agraciado físicamente, ni un hacha en los negocios, pero es hijo de quien es, suelta perlitas como esta: “En España la crónica social funciona como una mafia. Lo es porque está organizada y emplea métodos criminales en la consecución de sus objetivos. Soborna a empleados de compañías aéreas para conocer el destino de sus perseguidos, de telefonía para localizar terminales, de hoteles, restaurantes, clínicas y centros de ocio”

Eso, señor letrado, se llaman “fuentes periodísticas”, debería preguntárselo a su mujer porque ella es hija, nieta y hermana de periodistas, sí esos a los que usted llama “mafiosos”.

El chico éste que se cree un caballero andante del siglo XXI, proclama su amor con la siguiente frase “Ahora ya no estará sola en la defensa de su derecho constitucional, aunque nos lleve años y terminemos pidiendo el amparo de la Justicia Internacional”. Pues prepara el bolsillo, guapo, porque la última vez que tu heroína quiso demandar a medio centenar de medios por acoso a su intimidad, el caso llegó a juicio y la demanda fue archivada, teniendo que pagar entre ella y en aquel momento su compañero, Enrique Martín-Llop, las costas del juicio.

Jaimito del Burgo no termina la carta sin mostrarse todo lo macho español que puede ser y deja caer que a partir de ahora vivirán en el extranjero “Ojalá hayamos puesto un punto y final haciendo suya mi residencia en el extranjero”, eh, MI residencia, no vaya a ser que con el divorcio te quieras quedar con la casa, ya desde este momento aclaro que tú serás mi inquilina porque es MI residencia en el extranjero.

Pues a ver si es verdad que doña Telma Ortiz no se pone a correr por Oxford Street cuando vea una cámara de televisión, ni llama a los Bobbys cuando se la filme en la vía pública y de paso abona todas las compras que adquiera en Harrods.

Desde aquí les deseamos que sean felices y coman muchos fish and chips.

Foto vía: Noticias de Navarra

1 Comentario

  1. Escribe, pero escribe bien: ella no es hija ni nieta de periodistas. Sí es hermana de una periodista pero su padre s un un técnico de radio (antenas) y nieta de una locutora (voz, sin más)

    Responder

Tu dirección de correo no será publicada.