Arantxa Sánchez Vicario, pocas explicaciones y muchas lágrimas

Arantxa Sánchez Vicario, pocas explicaciones y muchas lágrimas

 

El culebrón de los Sánchez Vicario vivió ayer un nuevo episodio con la comparecencia de la tenista en una supuesta “rueda de prensa”, en la que se había prometido dar explicaciones y datos que demostraban la veracidad de las duras acusaciones vertidas contra sus padres en sus memorias “Arantxa ¡Vamos!”

 

Más de 130 periodistas se habían dado cita ayer para escuchar todo lo que tenía que decir Arantxa Sánchez Vicario en su favor, sobre la acusación hecha a sus padres de haberse apropiado de 45 millones de euros que había ganado durante su carrera profesional, pero, todos ellos, se tuvieron que conformar con la lectura de un comunicado por parte de la pequeña de los Sánchez Vicario.

 

Una lectura dramática, llena de lágrimas y durante la cual Arantxa buscó insistentemente la mirada de su marido para tomar fuerzas, de entre las perlas que soltó debemos señalar frases como “¿pueden mis hermanos y padres decidir con qué persona tengo que compartir mi vida? ¿ Acaso no han decidido ellos casarse con la persona que les ha parecido mejor?”, o “ Os podéis imaginar lo doloroso que ha sido para mí publicar mis memorias, pero tenía una necesidad vital ¿Puede alguien pensar que yo no quería resolverlo todo por las buenas, y que se quedara todo en familia? ¡Lo he intentado con todas mis fuerzas!”

 

La impresión que nos llevamos es que, a pesar de que esta chica ha sido capaz de enfrentarse a ruedas de prensa multitudinarias cuando ha ganado sus trofeos, ayer estaba hundida psicológicamente y tal vez por eso no admitió preguntas por parte de los periodistas.

 

Arantxa Sánchez Vicario es un juguete roto, primero ha sido manejada por sus padres y ahora está siendo un títere en manos de su marido, Josep Santacana y de la editorial.

 

Foto vía: Teinteresa

No Comments, Be The First!

Tu dirección de correo no será publicada.