Blanca Cuesta por fin pinta algo

Blanca Cuesta por fin pinta algo

Borja Thyssen, hijo de la baronesa Thyssen, está pasando por momento complicados ya que su mamá no le da la herencia que le corresponde y no tiene calderilla para echarle gasolina a su yate, así que ha decidido poner a trabajar a su mujer, Blanca Cuesta.

Pero mirar por dónde ha resultado que Blanquita llevaba escondida una artista en su interior y ahora resulta que es pintora.

A la chica tetas Thyssen le ha dado por los pinceles y se ha montado una exposición con seis cuadros hechos por ella misma, los óleos han sido expuestos en Illescas (Toledo) y valorados en 2.700 euros por pieza.

La colección “Colores” consta de seis cuadros, en cada uno de los cuales predomina un color están realizados dentro de un estilo que sus marchantes han definido como neoexpresionismo abstracto.

Yo más bien diría Impresionismo, pero no porque siga los cánones de Monet o Manet, sino porque me ha dejado impresionada que semejante bazofia con un punto amarillo que parece el huevo frito de la casaca que llevaba Chicote en las Campanadas de Fin de Año, pueda considerarse Arte.

Y luego mamá Tita diciendo que su retoño sabe mucho de Arte, pues ya podría haberle dicho a su mujercita que dejara de hacer el ridículo, claro que como está el mercado de obras de arte igual hasta las vemos un día expuestas en el Museo Thyssen-Bornesmiza.

Lo próximo que nos venderán serán los dibujos de sus hijos enmarcados y haciéndolos pasar por obras maestras. ¡Ay si Michelangelo levantase la cabeza!

Imagen: Europa Press

No Comments, Be The First!

Tu dirección de correo no será publicada.