¡Cariño, he encogido a la reportera!

¡Cariño, he encogido a la reportera!


¡Por fin Marujeo.com fue invitado al programa Sálvame!, mi iba a poder mezclar con los frikis más frikis del panorama televisivo español, iba a poder ver de cerca a Rosa Benito, ganadora de Supervivientes, a Kiko Matamoros, a Jorge Javier Vázquez y a otros.


En cuanto entré en el plató me dijeron dónde me tenía que situar, una especie de mampara de cristal que me recordó a la ducha de mi casa, pero sabía que, por los cercos de sudor que muestran los colaboradores, aquello no era una ducha, ¿qué sería?


Unos rayos misteriosos salieron del techo, la cabina quedó iluminada, mi cuerpo se descomponía en partículas ¡Había caído en una trampa! ¡Sálvame quería acabar con la reportera de Marujeo.com!


Pero de repente todo pasó, abrí los ojos y ¿dónde estaba? ¿Qué era aquello?, mire al suelo y vi sobre un cristal unas enormes letras, caminé sobre ellas mientras leía “Made in Hong Kong”


¿Qué es esto? ¿Qué me ha pasado? NOOOOOOO, me habían metido en la cabina de Photoshop de Terelu Campos y mi cuerpo se había reducido a la millonésima parte de su volumen.


Era la reportera menguante, ¿qué iba a hacer? Nadie me oía cuando gritaba, nadie se fijaba en mí ¡Me podían pisar! ¡Podría morir aplastada por uno de los tacones de Raquel Bollo!


Me apoyé contra un muro que resultó ser un cable de televisión, el regidor gritó ¡Estamos en el aire! Y yo salí disparada en cuanto movieron la cámara. ¡Volaba, podía volar!, pero, y aterrizar ¿sabría aterrizar? NOOOO, ¡PLAFF!


¡Ay qué golpe! ¿Dónde estaba? Algo blando, un mar de, de…merengue. Había caído en una milhojas traída al plató como obsequio de la Asociación de Amas de Casa de Tempranillos del Condado, y me disponía a ser devorada por una boca llena de dientes postizos en su parte superior y sarro en la inferior, que antes de tragarme dijo:


“¡YO POR MI HIJA MA-TO!”; Belén Esteban, había sido engullida por Belén Esteban ¡Aggg qué asco!, si por lo menos dispusiera del submarino Proteus de “Viaje alucinante” estaría a salvo de esta saliva asquerosa, pero…un golpe salvaje me llevó hasta el estómago.


Chocolate, gominolas, leche condensada, pasteles de nata ¿esto qué es? Pero, ¿esta chica no era diabética? Entonces, por qué parece su estómago una confitería después de un terremoto, yo me voy.


Caminando entre arterias y vasos llegué a los pulmones, pero aquello estaba muy negro, claro si es que Belén Esteban fuma como un carretero, me subí a su cerebro buscando un poco de paz, sabía que allí no había nada, estaba vacío.


Unos espasmos terribles me sacaron de mi ensoñación, ATTTTCHHHiIISSS, un estornudo, era mi pasaje de salida. Sabía que la Princesa del pueblo no se iba a cubrir con un pañuelo y estornudaría sacando todas sus mucosidades..


Intenté bajar por su nariz ¡ay qué torcido estaba aquello!, un golpe seco me sacó por un orificio proyectándome contra la campana reductora de Photoshop.


Aquello volvió a funcionar, y yo pude recuperar mi tamaño justo durante un corte de publicidad. ¡Pies para qué os quiero!


La próxima vez mejor me voy de vacaciones en un Viaje al Centro de la Tierra, es más seguro. O incluso un Viaje a la Tierra Media, prefiero los orcos a Belén Esteban.

2 Comentarios

  1. Y te llamas reportera?? por escribir esta basura, y mierda? Q clase de persona escribe estas niñeces, solo por las visitas a una pagina que es una orterada, haber si aprender un poco de salvame, y no te inventas al menos las noticias y haces peridoismo de calidad. PRINGADA. TRISTE Y PATETICA.

    Responder
  2. Muy bueno tu articulo, me ha gustado mucho. Aunque lo dices en broma, la verdad es que Belen Esteban da mucho asco, fisicamente y como persona. Tendria que cultivarse y educarse mucho más.

    Responder

Tu dirección de correo no será publicada.