Chiqui presunta estafadora a la Seguridad Social

Chiqui presunta estafadora a la Seguridad Social


Cuando la popular Chiqui, que había sustituido a Adriana Abenia, la reportera más larga, como periodista de calle para el programa Sálvame, anunció que dejaba su puesto de trabajo, todos se mostraron sorprendidos por la inesperada decisión.


La exconcursante de Gran Hermano estaba sacando una media 2,5 millones de espectadores en su cuota de pantalla, así que por falta de seguimiento no era y aunque Jorge Javier Vázquez le intentó sacar el motivo, ella se negó en todo momento a dar una explicación clara.


Pero el enigma ha quedado desvelado por Jesús Manuel Ruiz, colaborador de La Atalaya de la Cope, el cual ha contado cómo la productora del programa Sálvame habría tomado esta decisión después de enterarse de que Almudena Martínez, verdadero nombre de Chiqui, además de cobrar su sueldo por su trabajo en televisión, seguía embolsándose el importe de la prestación por desempleo aunque, a vista de toda España estaba, que ya no era una desempleada.


Ante el presunto fraude causado por la entrevistadora, la productora prefirió poner fin al contrato que mantenía con ella, alejándose así de un escándalo más que podría salpicar al programa.


El puesto de Chiqui no ha sido cubierto con ninguna otra candidata, no sabemos si porque no han encontrado ninguna discapacitada que se preste a tal manipulación o tal vez, porque Telecinco está esperando a que se solucione el conflicto y volver a poner de nuevo a Chiqui en circulación.


Claro que mirándolo bien, esta chica poco trabajaba así que algo de desempleada tenía, su momento en antena tenía una duración de unos 10 minutos, de los cuales 2 los empleaba en dejarse mofar por sus compañeros, 3 eran para hablar de los polvos que le echaba su novio y los otros 5 para emitir el reportaje elaborado por la mañana, siempre con ayuda de un redactor que la acompañaba para dictarle las preguntas, porque esta chica de periodismo poco y de información menos.


Ahora eso sí, para cobrar por dos lados, lista como un ratón colorado. ¡Pequeñita, pero matona!


Imagen: El Mundo

2 Comentarios

  1. La frase de: “no sabemos si porque no han encontrado ninguna discapacitada que se preste a tal manipulación” Solo la pondría alguien frío y sin corazón, porque hablar de esa manera, de algo que es una enfermedad, me parece una vergüenza.

    Responder
  2. Vomitivo el comentario!!

    Responder

Tu dirección de correo no será publicada.