Encuentran el cadáver de un admirador de la Reina Isabel II

Encuentran el cadáver de un admirador de la Reina Isabel II


Los problemas de seguridad de Buckingham Palace son bien conocidos, recordemos que hace años un intruso llegó hasta las habitaciones reales. Los guardias de Palacio estaban atentos por si el episodio se volvía a repetir ya que se había detectado a un hombre obsesionado con la figura de la soberana británica, bien, pues ya pueden descansar, porque al buen admirador lo han encontrado muerto en los jardines próximos a Palacio.


Robert James Moore era un americano que seguía los pasos de Isabel de Inglaterra desde hace más de 15 años, con 70 años se ve que sentía una atracción similar a la de Alfonso Díez por la Duquesa de Alba.


Durante este tiempo, Moore había enviado centenares de paquetes al Palacio de Buckingham, algunos de ellos con imágenes suyas subidas de tono, vamos con la picha al aire para que la reina supiera lo que se perdía por estar con un anciano de 90 años como el Duque de Edimburgo.


También le enviaba cartas a su Isabel, pero nada de tarjetitas con I Love you my Queen, no, escritos de hasta 600 páginas, que vaya valor le ha echado el policía de Scotland Yard que se las haya tenido que leer.


La correspondencia epistolar ha cesado de golpe porque el bueno del señor Moore ha sido hallado muerto en una isla que hay en un estanque del parque de Saint James.


Y yo no digo nada, que después todo se sabe, pero es un poco sospechoso que el cuerpo de este hombre se haya encontrado tan cerca de Palacio, sin signos aparentes de violencia por robo o similar, sin que el forense haya podido determinar las causas de la muerte y para colmo con su pasaporte encima del cual hace un tiempo, casualmente, envió una fotocopia a la reina, no sabemos si para que le sacara el permiso de residencia o qué.


Es muy extraño que este pobre individuo se haya muerto de una impresión en ese parque que es un remanso de paz y tranquilidad en medio del caos de Londres y allí lo más salvaje que hay son los patos del estanque.


Quién le ha podido dar al americano un susto de muerte, la princesa Beatriz con otro modelito extravagante, no eso da risa; la visión de Camila y Charles retozando por la hierba, no eso da asco; las canciones del Príncipe Enrique en una noche de borrachera, no eso rompe los oídos.


Mejor llamemos al CSI porque la muerte de este hombre es muuuuy extraña, casi tanto como la de la Princesa Diana.


Imagen: Toda noticia

No Comments, Be The First!

Tu dirección de correo no será publicada.