Eugenio Ortega Cano atropella con su vehículo a una mujer

Eugenio Ortega Cano atropella con su vehículo a una mujer



La familia Ortega Cano parece tocada por una maldición o algún mal de ojo y es que no salen de una, cuando se meten en otra y todas relacionadas con el parque automovilístico.


Si primero fue el torero José Ortega Cano, el que se vio implicado en un accidente de tráfico con resultado de muerte y después su sobrino fue acusado de estafa en la compraventa de vehículos de lujo, ahora es otro de los hermanos Ortega Cano el que se encuentra involucrado en el atropello de una mujer el pasado sábado 15 de octubre.


La noticia saltó esa misma noche desde el programa de Telecinco “La Noria” cuando el colaborador Kiko Hernández daba en exclusiva los datos del suceso. Según le había contado un testigo, el accidente se produjo sobre las 13 horas, cuando el vehículo que conducía Eugenio Ortega Cano había atropellado a una mujer en un paso de cebra de la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes.


Esa misma noche se decía que el que conducía no era el hermano del torero, sino un amigo, bien pues después de ver las imágenes ayer ofrecidas por “Vuélveme loca” podemos decir que, como ya nos tienen acostumbrados los miembros de la familia Ortega Cano cada vez que salen a los medios por sus irregularidades al volante, es mentira.


El conductor y único ocupante del vehículo era Eugenio Ortega Cano, el accidente tuvo lugar en un paso de peatones, no sabemos si el día que en la autoescuela dieron la lección de “el peatón tiene preferencia en los pasos de peatones”, este señor estaba haciendo alguna exclusiva en televisión y no pudo acudir.


Claro que para todo tienen excusa los Ortega Cano porque según declaró Kiko Hernández el sábado por la noche, Eugenio había descrito lo ocurrido como “ha salido de la nada y se ha tirado al capó del coche a unos ocho metros del paso de peatones”


Por favor, señor Ortega Cano, Eugenio para los amigos, que no está usted tan bueno como para que se le tiren las señoras a su paso.


Para aquellos que insinúan que la mujer va a negociar su asistencia a un programa de televisión para contar lo ocurrido, previo pago, desde aquí le animamos a que así sea, porque señora de San Sebastián de los Reyes, si algunos consiguen sus quince minutos de gloria hablando de las miserias de sus hermanos, los suyos fueron veinte, pero veinte minutos tirada sobre el asfalto esperando a que la atendieran los servicios sanitarios, así usted sí se merece ese dinerito.


Para terminar entonemos una plegaria a San Cristóbal, patrón de los conductores: “San Cristóbal bendito, no permitas que en mi camino se me cruce ningún miembro de los Ortega Cano”


Imagen: Estrella digital

No Comments, Be The First!

Tu dirección de correo no será publicada.