Francia ya tiene Segunda Dama

Francia ya tiene Segunda Dama


Carla Bruni y el presidente de la República Francesa Nicolás Sarkozy han sido padres de una niña nacida ayer a las 20 horas en la Clínica La Muette, que vaya nombre para una clínica, más bien parece una fiesta de Halloween.


Por querer jugar al despiste para que nadie se enterara, este se ha convertido en el parto más largo que se conoce en muchos años.


Primero los señores Sarkozy no querían confirmar la feliz espera, hasta que ya llegó un momento que no podían decir que Carla tenía gases y se hizo evidente, luego la feliz embarazada dijo que salía de cuentas el día 1 de octubre, pues allí que estaban todos los medios franceses esperando a la puerta de la clínica, y un día y otro y que sí y que no y que ha ingresado y que no, que está cenando en El Elíseo, así que cuando ya estaban los pobres periodistas franceses a punto de abandonar, por fin Nicolasita Carlita vino al mundo.


Y tanto tardó la madre en parir, que ni siquiera el padre estuvo presente. El presidente Sarkozy acompañó a su esposa por la mañana al hospital, pero viendo que iba a ser como el parto de la burra, se marchó a trabajar que tenía una crisis que arreglar.


Volvió a las 16 horas para ver si Carla ya había llegado al menos a los 7 centímetros de dilatación, pero que va, la parturienta estaba comenzando con las respiraciones y el bueno de Nicolás debió pensar “mira Carla tú sigue que yo me voy a tomar unas cervecitas con la Merkel en la Oktobertfest y cuando entres al paritorio vuelvo”.


Es que estos hombres a la hora de meterla, los primeros, pero luego “huy no, que yo me mareo” y para Alemania que se piró el presidente a reunirse con su colega tetona, digo teutona.


Claro que como suele ocurrir en estos casos, la feliz criatura vino al mundo mientras su papa se encontraba en compañía de otra mujer que no era su mama y allí que fueron a avisar al nuevo padre que llegó a conocer a su criaturita tres horas después de que hubiese nacido.


Ay Carla, todos son iguales, proletarios o presidentes, en los momentos en que hay que empujar nunca están.


Imagen: One corazón

No Comments, Be The First!

Tu dirección de correo no será publicada.