Roban en casa de Isabel Pantoja, ni entre colegas se respetan

Roban en casa de Isabel Pantoja, ni entre colegas se respetan

Un nuevo susto para Isabel Pantoja que de tantos disgustos que se está llevando ha dejado de comer y solo se alimenta con batidos, mira, como los ciudadanos de Marbella después de que Julián Muñoz y ella vaciaran las arcas del municipio.

Los ladrones han entrado en la casa que tienen al tonadillera en La Moraleja, llevados por el refrán “quien roba a un ladrón, tiene 100 años de perdón” una banda de presuntos delincuentes han saltado el muro de la mansión y han arramplado con todo: bolsas de basura llenas de billetes de 500 euros, maquinillas de afeitar, condones de Paquirrín, papeles inculpatorios varios, etc.

Eso sí, los cacos, como unos señores, salieron por la puerta principal, que para eso habían robado a una de las grandes.

La cantante y toda su prole estaban en esos momentos en la finca Cantora, ¡qué casualidad! y la casita de La Moraleja, una urbanización súper controlada y vigilada, no tenía ni guardia, ni las alarmas encendidas ¡qué casualidad!

Isabel Pantoja se encuentra tan abatida, que no se ha movido de Cantora ni para presentar la denuncia siquiera, ¡ay qué pena más grande, que me han dejado sin Epilady! Se ha oído decir a Maribel.

Las investigaciones siguen, estudiando detenidamente un cartel que dejaron los amigos de lo ajeno en la casa y en el que se podía leer “dientes, dientes, que eso es lo que les jode”

Mientras tanto el consistorio de Marbella estudia dedicar una plaza pública a “los ladrones de La Moraleja” como reconocimiento por su labor en favor de la justicia, pura y dura.

Imagen: cotilleando

No Comments, Be The First!

Tu dirección de correo no será publicada.