Corinna zu Sayn-Wittgenstein, la otra princesa real

Zorinna zu Sayn-Wittgenstein, la otra princesa real

La Casa Real se parece cada día más al programa Sálvame, un director que no para de meter la pata, unos allegados que se ponen la zancadilla entre ellos, un gabinete de prensa que hacen buena a la ESO y ahora encima nos sale la amante despechada haciendo declaraciones en exclusiva.

Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga entrañable del rey como ella se define, ha concedido una larga entrevista para el diario El Mundo que nos huele a V de vendetta.

Recordemos que esta pseudo princesa, que ya tiene narices ser princesa de una república como es la República Federal de Alemania, fue puesta en un avión junto a su hijo en la mañana del 14 de abril de 2012, horas después de la vuelta a España tras la famosa cacería de Botswana en la que el rey se fracturó su cadera. Las órdenes eran claras “piérdete bonita, que si te he visto no me acuerdo”

Ahora ha puesto en negro sobre blanco lo que todos sospechábamos, como que ella fue la que estuvo detrás de la figura del rey, y debajo también, que movió hilos y líos y que fue ella quien durante un tiempo llevó los pantalones en la Zarzuela.

Como prueba dice tener documentos importantes a buen recaudo en Londres, pero que no los saca porque es “una mujer discreta y leal” Todo se andará Corinna, que poderoso caballero es don dinero.

Hasta tal punto llegó a ser su implicación en la Casa Real que ejercía como oficina del INEM en Zarzuela, tratando de encontrarle un trabajo al duque empalmado, y se lo encontró, que ya es difícil para un chico que lo único que ha hecho en su vida es tocar las pelotas.

Don Iñaki decidió no aceptar el empleo por estar muy mal pagado, 200.000 euros anuales, todos hemos sabido estos días que en Noos, esa fundación sin ánimo de lucro, ganó más.

La entrevista nos suena a advertencia al rey, a la reina, al gobierno y al pueblo español, ahora que ándate con cuidado Corinna si crees que la gente se va a poner de tu parte, porque en España, las putas son más señoras que las señoras muy putas que vienen de fuera.

Imagen: Vanity Fair

1 Comentario

  1. […] incidente más que nos hace pensar si a su majestad no le habrán echado algún mal de ojo, tal vez la princesa Corinna ha ligado ahora con algún brujo y le hayan hecho magia […]

    Responder

Tu dirección de correo no será publicada.