Soluciones a la carencia de deseo sexual

carencia-deseo-sexual

Las causas de la carencia de deseo son bastante diversas, por lo cual no existe una solución única en este problema. Es casi obligatorio consultar a un especialista, de la medicina tradicional y/o alternativa, cuando se cree que el trastorno puede obedecer a una irregularidad hormonal o bien a una enfermedad física.

Si la causa que motiva la carencia de deseo es una situación de estrés emocional, lo más correcto y efectivo es dirigirse a un profesional de la Psicología, quien propicie un análisis, autoconocimiento y ampliación de conciencia del paciente, para establecer la analogía entre su estado emocional y su manifestación sexual.

Dentro de la Medicina Natural, la Fitoterapia nos habla de principios activos de algunas plantas que pueden resultar de gran ayuda ante una situación de pérdida de deseo sexual.

En el caso de los hombres, el romero, el ginseng y el epimedium, son muy adecuados como tonificantes del organismo. La L- arginina, el zinc, la vitamina E y la diosgenina, favorecen la circulación en la zona del pene y restauran la formación de hormonas sexuales.

En las mujeres, la canela, la eleutherococcus y la pimienta, estimulan la acción de las glándulas sexuales y ayudan a aumentar el deseo.

El extracto de polen de palmera es una buena opción ya que sirve tanto para el hombre como para la mujer, aunque las dosis sean diferentes, además diferentes estudios lo avalan como uno de los más potentes tratamientos de fertilidad naturales.

No Comments, Be The First!

Tu dirección de correo no será publicada.