El catering de la Familia Real española

El catering de la Familia Real española

Interviú revelaba esta semana qué come la Familia Real en sus numerosos traslados aéreos, basándose en los informes secretos, ya no tan secretos, del grupo 45 del Ejército del Aire.

Lo primero que nos ha sorprendido ha sido el nombre en clave que se les han dado (Z) letra que va acompañada de un número así sea el puesto que ocupan en su importancia dentro de la Casa Real. ¿En qué se habrán inspirado para darles esta denominación? ¿No había un insecticida que se llamaba ZZ Paff?.

Z1, que corresponde al rey Juan Carlos, ha rebajado sus gustos debido a la crisis y ha pasado de tomar rosbif y lomo de corzo a consumir sardinitas picantes, eso sí, de la marca Cuca, que para eso él es muy cuco.

Y nada de caterings ligeros, don Juan Carlos en un vuelo Madrid-Barcelona se puede zampar una paella como está mandado, aunque la que más le gusta es con mucho arroz y pocos tropezones, que para tropezar ya están las escaleras.

Z2, esta es la reina, prefiere tentempiés más ligeros, pastas con chocolate y batidos de soja de la marca Provamel, por lo que se ve en palacio no entran las marcas blancas.

Z3, el heredero, que en la vida oficial es tachado de caprichoso, parece ser que para las comidas también lo es y don Felipe en sus vuelos toma canapés y patatas fritas sin sabores, vamos, lo típico de Ryanair.

Z3C, esta es Letizia, que ya tiene cachondeo que la única que lleva la z por derecho, Letizia, le pongan C. La Princesa de Asturias en su afán de identificarse con el pueblo no toma canapés sino pan de chapata con ibéricos, habrá que verla a 6.000 pies zampándose un bocadillo de jamón de Guijuelo.

Z4 es la infanta Elena, pero esta viaja poco, así que no sabemos que toma, la que nos ha sorprendido ha sido Z5, la infanta Cristina que parece ser que tiene el gusto más sibarita de toda la Familia Real, su cátering preferido es el formado por caviar. Así ha tenido que meterse el pobre Urdangarín en los líos que se ha metido, para darle de comer a su familia.

Son tan campechanos nuestros royals que con unos simples aperitivos se conforman, eso sí, aperitivos de croquetas de bacalao y huevos con pisto preparados por nuestros militares del ejército del aire, que para eso tenemos un buen presupuesto en defensa, aunque en sanidad y educación tengamos que recortar.

Y digo yo, ¿tendrá algún inconveniente Su Majestad en que mis hijos en vez de tomar la ruta escolar, vayan al cole en el avión presidencial y así de paso tomen un buen almuerzo, en vez de tener que llevar el táper? Se lo preguntaré.

No Comments, Be The First!

  1. Varietés2 octubre, 2012 en 16:40

    Muy bueno!!! universovarietes.blogspot.com

    Responder

Tu dirección de correo no será publicada.